Blogia

la niña de la capucha

para tí

En mitad de aquel cruce de carreteras, sin un alma viva a muchos
kilómetos a la redonda, se sentía estancada sin saber qué dirección
tomar."Huelo mal"- pensó, soltando una carcajada seca y desesperada al
ser consciente de lo ridículo que resultaba estar frente a una
decisión tan dura y reparar en su sudor.. quizás como alternativa a la
locura.

"NO puedo volverme loca, no puedo dudar...¿he llegado hasta aquí no?"

Casi diez minutos y treinta gotas de sudor transcurrieron, y ella aún
seguía sentada en un GTO descapotable hecho trizas, con la chapa roída
por la humedad y los golpes, casi como su cara.

"joder... joder.. qué coño hago.. hacia dónde voy... "

----------------
Después de un buen rato levantó la cabeza y se frotó la mejilla,
dolorida por las marcas que el volante había dejado en su cara.

Nada había cambiado. Seguía estando en ese maldito cruce de carreteras
sin saber qué dirección tomar.

Le dio un golpe seco a la guantera y varios papeles cayeron sobre la
tapicería llena de migas del asiento del copiloto."Esto no es.. dónde
coño está ese maldito papel"- dijo en voz alta

Estirándose costosamente vio una bolita de papel a cuadros tirada al
fondo del asiento. Lo recogió, lo estiró cuidadosamente y se recostó
de golpe en su asiento de nuevo.
Exhaló un suspiro de alivio puso el motor en marcha.

Con la mirada clavada en el frente, respiró hondo, tragó saliva y
quitó el freno de mano. "
---------------
Conducía con la misma marcha todo el tiempo, con la mirada aún clavada
en el horizonte. En su mano sujetaba aquél gurruño de papel contra el
volante.

Ensimismada con la línea recta del camino y la sequedad de esa llanura
el ritmo era constante y monótono. El aire era caliente y se metía por
las fosas nasales de un modo desagradable y pegajoso. Seguía sudando y
condiciendo, sudando y conduciendo, y parecía que había visto aquella
tierra anaranjada cinco mil veces en la misma hora. " Esto no se
termina nunca "- pensó.

-"¿Te traigo otra cerveza?

-"Uhh.. no sé, creo que ya he tomado demasiadas jajaja"

-Las dos reían cómplices mientras sonaba la música, observando en
silencio cómo las caras de aquellas chicas se iban desencajando hasta
metaformosearse en extraños seres de aspecto gargóleo.

-"Oye, no me vayas a llorar otra vez ¿eh?. Recuerda lo que hemos
hablado hoy, ¿vale?"

-"Claro, claro. No es nada, tráeme otra cerveza."

-"Voy"

-"No, espera... cuéntame otra vez lo de los cristales, anda"

-"El mundo es como una gigantesca bola de espejos, ¿sabes?. Cada uno
de esos pequeños cuadraditos reflectantes somos nosotros. Cada uno
tallado con una forma diferente, aunque no se note a simple vista.
Somos cristalitos, trozos de mineral muy pequeños que forman parte de
una bola enorme. Cómo esa, ¿ves? -señaló.

-"Sí, sigue"- y le dió un trago a la cerveza caliente"

-"El cristal es frágil, aunque no se vea por fuera, cada uno de esos
pequeños trozos de espejo están un poco deteriorados, se rayan y se
rompen por las esquinas en el momento de encajarlos. nunca hay dos
cristales iguales, pero al construir la bola, siempre quedan en
perpendicular. No falla.
Es simple, se supone que el secreto está en dar con el cristal que
está justo al otro lado, porque forma parte de la estructura, tiene
los mismos errores que tú."

-"Así contado, parece simple."

-"Sí, pero el error es que tendemos a fijarnos en el cristal que
tenemos justo al lado, el que está más cerca. Por eso nos cortamos y
nos rompemos tanto."

-"El secreto está en dar vueltas. Estoy un poco mareada, me da vueltas
la cabeza, vamos a tomar el aire"

Se sobresaltó con el ruido del motor del coche tosiendo bruscamente.
Otra vez se había quedado parada ensimismada, recordando. La tensión
de la mano derecha ahorcando esa pequeña bola de papel le hizo
reaccionar y lentamente lo estiró sobre sus muslos. " VALE POR UNA
BOLA DE ESPEJOS, BOBA "

Se emocionó y se secó la lágrima que resbalaba y se colaba por la
nariz. "Sigamos"- se dijo.
-------------------
Dos golpecitos con la punta de los dedos bastaron para ver que la
aguja se había vuelto a parar. "joder,¿es que no me va a salir una
puta cosa bien ya?"

Se mordió el labio inferior y encogió repentinamente los hombros al
pensar que todo siempre puede ir aún peor, y aún le quedaba gasolina.
"Mejor no tentar a la suerte"- se dijo.

Miró el espejo retrovisor, sucio, lleno de polvo anaranjado y de gotas
de grasa. El camino era tan recto que lo único que le evitaba pensar
que no había avanzado ni un solo metro eran los baches y las piedras
que triscaban bajo sus ruedas.

"- Qué miedo me dan las carreteras comarcales, no me acabo de acostumbrar.

- Bueno, por lo menos sabes que no hay otra dirección, es mucho más
difícil tener que tomar decisiones,imbécil.

- Dame, hombre, dame más fuerte, si total, soy gilipollas, pero no
hace falta que me lo recuerdes cada dos segundos , joder, que no se me
olvida.

- Oye... no soy yo la que está hablando sola, imbécil"

La risa ya era un tic nervioso... hablaba sola en voz alta, paraba el
coche cada vez que veía un semáforo en rojo... en una carretera
desierta...

Sonreía y asentía con la cabeza cada vez que una anciana le daba las
gracias por haberla dejado cruzar por mal sitio... en una carretera
desierta...

Se atusaba el pelo y limpiaba con la yema del índice derecho el rimmel
que se le había corrido ... y no llevaba... en una carretera
desierta...

Miraba el móvil que no tenía por si sonaba... en una carretera
desierta olvidada de la mano de dios

... dios.. jajajajajaja.. ya, claro... en una carretera desierta

----------
No alzó la mano y le hizo una señal con la barbilla a la huesuda
camarera. Sus arrugas contaban una buena historia, seguro. La mujer se
acercó, con la cara seria y castigada y le dijo: "¿ Más café?"

-"Sí, por favor.
- Vaya, no es asunto mío pero lleva ya cinco tazas en menos de una hora.
- Usted lo ha dicho, no es asunto suyo."

Sirvió el café sin importarle que las gotas jugaran a su antojo en el
minúsculo y grasiento platito.

"- No se moleste, no, si me trae una cucharilla, me lo tomo
directamente del plato.
- Van seis.
- Pfffft. "

No miraba hacia la puerta de vez en cuando, demasiado relajado quizás
para la cantidad de cafeína que llevaba en las venas hasta el momento,
torciendo lentamente su cuello y volviendo su mirada hacia la taza
después.

-"¿Espera a alguien?
- Oiga, ¿le pagan por darme conversación?"

Siguió con su mirada el deshecho lazo que llevaba en el mandil a
cuadros mientras ella se acercaba al otro extremo de la barra.
La observó limpiando la plancha, colocando tazas sin ganas en los
platitos que había tras los pegajosos cristales y volvio a hacerle un
gesto.

-" Qué quiere el señor amabilidad ahora, si puede saberse.

No miró la pequeña etiqueta que llevaba en el bolsillo derecho de
aquel mandil antiguo y le dijo:

-"Nora, ¿verdad?
- Estamos observadores, ¿no?
- Ya ve.
- Oiga, llevo más de treinta años sirviendo estas mesas, recogiendo
colillas de los platos y atizando con la fregona a los borrachos que
confunden esto con una pensión de mala muerte. No sé qué le trae por
aquí, pero usted está de paso, créame.
- Yo me llamo No.
- ¿Cómo?"

No jugueteaba mecánicamente con su cucharilla sin mirar a Nora a la
cara, y prosiguió:

-"Digo que mi nombre es No".

Aquella camarera cincuentona y huesuda estaba plantada ahí, frente a
un joven que aparentaba más años de los que en realidad tendría, con
el pelo en la cara, sucio, con las uñas negras y grasientas y una
camisa descolorida que en algún momento debió de ser negra.
Sus ojos eran achinados, negros como su pesadumbre, serios y grandes
como su manera de hablar. Llevaba unos vaqueros negros y se apoyaba en
la barra siguiendo los movimientos de la gente, pero sobre todo los
suyos, los de Nora, como si conociese a la perfección su trabajo y sus
robóticos movimientos.

Ella, con la cafetera en la mano aún alzada, mascando chicle y con su
carmín corrido en los arrugados labios, le dijo:

-"Chico, vete a casa"

No levantó la mirada y señaló la otra esquina de la barra.

Nora se acercó a la chica que acababa de entrar y le ofreció café.

- "No gracias. Un vaso de agua, por favor"
-------------
Tenía los ojos ligeramente irritados por el polvo de la carretera.
Sólo a ella se le ocurriría conducir un coche descapotable sin gafas.

Tenía sed y estaba cansada. A lo lejos creyó ver lo que parecía un
viejo área de servicio. Se aproximó y paró el coche.

La puerta de cristales chirrió al ser empujada. Se limpió el sudor en
la camiseta de algodón y colocó la tela para cubrir de nuevo su
hombro.

Se acercó a la barra y pidió un vaso de agua. Aquella camarera
disfrazada de paleta de pintor impresionista hizo una mueca de
resignación y le puso el vaso delante con un golpe, haciendo que la
mitad de las gotas salpicaran. Se escuchó la risa seca de un chico al
ver el vaso medio derramarse. Miró hacia el otro lado de la barra y le
vio allí, sonriendo sin ganas mirando hacia abajo y moviendo la cabeza
negativamente.

El viejo de la mesa tres partía con la mano trozos de una tarta de
manzana de hacía ya tres días. cada tres bocados, daba un sorbo de
café y se sorbía los mocos. Todo un dechado de saber estar.

Notó como su pie le rozaba el tobillo de nuevo.
- Para, por favor - dijo entre risas nerviosas- Nos van a ver.. me
moriría de verguenza...

- ¿Qué pasa ¿No te gusta? - rió ella insistiendo con su tobillo
descalzo jugando con los calcetines de la rubia de mejillas
incandescentes.

- No es eso.. podría vernos alguien... - titubeó.

- A mí no me importa que nos vean, me da igual.Es más, creo que me
gustaría que nos miraran y que nos vean, y que se lo digan a todo el
pueblo. Me da absolutamente lo mismo- dijo desafiante, mientras miraba
a los ojos a la chica que bebía el vaso de agua.

Se levantó ante la mirada nerviosa de Lisa, que observaba rápidamente
a su alrededor, con los ojos abiertos como platos y mirando fijamente
cómo se acercaba a la máquina de discos de la esquina, rozando
provocativamente al chico del fondo de la barra al pasar.

No se giró y vio a la chica inclinarse para poner un disco. A B C D E F G...

Sonando los acordes jazzísticos y desafiantes de Gloria Gaynor
cantando " Every breath you take ". Nina se movía al compás de la
música, sonriendo y seduciendo hasta al perro que lamía los restos de
café cerca de la barra. Bailaba con una sonrisa, daba vueltas sobre sí
misma, sin saberse la letra de la canción, pero encajando a la
perfección sus golpes de cadera con cada compás.

Su madre le había dicho siempre que había nacido para el espectáculo.
Nina se crió en un pueblo perdido detrás de un área de servicio, pero
sabía que iba a salir de allí. Había probado el asiento de atrás de
todos los coches del lugar , y alguno más. había follado lo infollable
y eso no le hacía sentir ni mejor ni peor. No le hacía sentir. Miró a
Lisa, que se sonrojaba al ver como jugaba con los mechones de pelo
rojo que caían sobre su escote. Jugueteaba con su dedo, bailando y
rizando el mismo mechón una y otra vez, poniendo un pie sobre el muslo
del viejo que reía solo y decía " sigue sigue sigue sigueee
jejejejjajajajja sigueeejjajaa " con la tarta de manzana en el suelo y
dando golpes con la cuchara en la mesa.

Nina estalló en un revuelto de carcajadas y le lamió la cara a No
antes de correr hacia la mesa siete y sacar casi a rastras a Lisa,
cogiendo su mano y tirando hacia la puerta. Salieron corriendo riendo
en voz alta, dejando a sus espaldas el tintineo de los delfines
metálicos que estaban colocados sobre la puerta de la cafetería y unos
cuantos ojos, bocas y una bragueta abiertos.

- "¡Estás loca! - gritaba Lisa mientras cada vez más rápido , con su
falda golpeando sus blancas piernas a cada zancada. Reía y gritaba :
"¡Loca, loca! ¡Estás loca! Jajajajaja"

-"¡Corre tonta corre corree! jajajajaja
-------------
Apenas cruzó la mirada con la chica del fondo de la barra, se puso
nervioso y decidió marcharse de la cafetería. Se puso de pie para
poder buscar las monedas en el bolsillo. Metió su mano y después
colocó la tela del pantalón mientras posaba el dinero sobre la barra y
echaba una mirada a Nora queriendo decir "ahí queda"

Ahí queda todo, en realidad. Ahí queda todo por no haber tenido el
valor de enfrentarse a ello, como la última vez. No sabía si era
autodestrucción. No quiero hacerte daño, le había dicho a la pequeñaja
llegado el momento. No quiero hacerte daño, nunca quise hacerte daño,
no me hagas daño, cómo pudo hacerte daño, te rodeas de gente que te
hace daño, rodéame en tus brazos, no me duelas.

Andaba serio, frío como el amor de las chinas y mirando hacia un
frente bajo desde su espigada altura. No había más de siete metros
desde un lado de la barra hasta el letrero de "empujar", y No los
caminó despacio, solemne, perdido.

Podía notar sus tímidos ojos jugueteando con diez centímetros a la
redonda de cualquier punto de los suyos mientras caminaba hacia ella.
Se tocaba el cuello sin pensar en nada y pensando en todo a la vez.
Fueron dos segundos que olían a hombros encogidos, dos segundos que
sabían a liviano roce brazos desconocidos al pasar, dos segundos que
podían haber sido complicidad y confianza, pero dos segundos que nunca
fueron tres o más.

Al pasar por su lado se obligó a fijar la vista en la puerta y la
empujó con su mano derecha. Los adornos sonaron una vez más y el
resorte cerró de golpe a su espalda.

El mismo resorte que él se había forzado a tener en su corazón.
------------------
Miraba nervioso hacia los lados y se secaba el sudor de las manos en
el pantalón de franela. Nora se acercó a tirarle medio café encima con
mucha educación de barrio y le dejó la nota encima de la mesa.

Se arreglaba los cuellos de la camisa para disimular el tic del hombro
izquierdo. Tenía que soltar la cucharilla para no llamar demasiado la
atención. No llamar demasiado la atención. No llamar demasiado la
atención. No llamar demasiado la atención. No llamar demasiado la
atención.- "¿Más tarta?- No llamar demasiado la atención. No llamar
demasiado la - "Oiga, que si quiere más tarta"- No llamar demasia ¡NO
ME TOQUE!

El golpe seco y repentino se clavó en su seco vientre, y el estruendo
de la bandeja al caer al suelo hizo que los demás se giraran ,
sobresaltados por el grito del viejo. Nora se quedó inmóvil, con la
sobrefalda manchada de café y chocolate y un pedazo de tarta de
manzana pegado al tobillo, rodeada de vasos rotos y con las muñecas
casi adheridas a ambos lados de la cadera. El choque del cristal con
el suelo había tardado siglos en sonar, y mil pedazos de mineral se
repartían ahora por todo el suelo de la pegajosa cafetería. Respiraba
con dificultad, dando la espalda al resto de la gente,su cara sudando
dudas y terror.

El viejo clavaba sus ojos en el abdomen de la huesuda y trataba de
controlar el involuntario movimiento de su hombro, que peleaba con su
oreja de forma desacompasada. Nunca había sido bueno llevando el
ritmo. Se frotó la boca lenta pero firmemente, provocando aquel
vomitivo sonido de viejo sucio mal afeitado. Sonrió, abriendo mucho
los ojos y mirando a la chica del fondo de la barra, que acababa de
tirar el vaso de agua al suelo. Mostró los pocos y sucios dientes que
le quedaban, con la comisura de sus carnosos labios llenos de saburra,
vicio y soledad. Amarillo como su estómago, el color de su sonrisa
produjo en ella una arcada que no tardó en dar fruto.

Levantó la mano derecha y después de dos carcajadas nerviosas y
hediondas, se puso la pistola en la garganta y se pegó un tiro mirando
a los ojos de la chica del Gto.
Las gotas de sangre resbalaban por las pobres pantorrillas de Nora.
Espesas, densas y constantes... glop, glop, glop...
Se desplomó sobre el colchón de cristales rotos y sangre sin oir nada
más, llevándose la mano al perforado estómago.

Sólo un perro con el hocico manchado de sangre parecía tener ganas de
comer algo en ese momento.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

adios

No me digas nunca adios.



Adios es una canción a medias.

tres.. dos.. uno...

A - Angie - Rolling Stones

B - Brown eyed girl - Van Morrison

C - Century Child _ The Soundtrack Of Our Lives

D - Down and out in new york's city - James Brown

E - Eleanor Rigby - The Beatles

F - Five get over excited - The Housemartins

G - Get ready - Rare Earth

H - Handbags and gladrags - Stereophonics

I - I've got you under my skin - Frank Sinatra

J - Jailhouse rock - Elvis Presley

K - King for a day - Jamiroquai

L - Love, our love - Sunday Drivers

M- My new skin - Bronco Bullfrog

N - No sissies - Hawksley Workman

O - Our time is running out - Muse

P - Planet Telex - Radiohead

Q - Quit me (You're gonna ) - Bob Dylan

R - Respect - Aretha Franklin

S - Suzie Q - Dale Hawkins

T - Teenage Kicks - Undertones

U - Under the boardwalk - The drifters

V - Voodoo lady - Ween

W - Wild Thing - Chip Taylor

X - X-static - Foo Fighters

Y - You and I - Stevie Wonder

Z - Zoom - The Commodores

de vuelta a casa

Abrimos las maletas en aquella fría habitación para darnos cuenta de que ni siquiera en esos pequeños bolsillos laterales se encontraba la complicidad que habíamos perdido en aquel viaje .

cicatrices

Me dolía tanto al estar tumbada mirando al techo que he tenido que pasarme de lado media vida.

Llevo más de un cuarto de siglo preguntándome qué hacían esas marcas en forma de espiral aquí detrás, rasgando mi nuca y rozando el límite de mi espalda.

Concéntricas pero enrevesadas, mezclándose con esa línea marcada con punta de diamante que trazan medios arcos a lo largo de mi media vuelta.

Solía encogerme de hombros ante la insistente pregunta de un abrazo nocturno... " ¿ Y esto ? " - dijo alguien pasando la punta de sus dedos por mi cuerpo.

" No sé... Supongo que alguien se olvidó de darme la vuelta para hacerme sonar por la otra cara... y yo doy muchas vueltas al dormir. "

*** Yellow Jackets & Larry Carlton " Mojave " ***

sexo y humo

Se abre el telón, la función va a comenzar como casi cada jueves. Sucio, muy sucio, este antro tiene una mezcla de humo, sudor y fluídos impregnado en las paredes. Terciopelo granate que fue rojo sangre en algún momento. Olor a setentas y aquellos dos no parecen molestarse en cubrirse mientras tantos ojos les vigilan.

Jazz.. funk... sonido. sucio. S-U-C-I-O .

Hay tanta niebla y hedor de notas que es difícil ver a las chicas medio desnudas contonearse frente a las luces de colores.

Yo me quedaré aquí, escuchando este tema por infinita vez.

Supongo que no tienes fuego, claro.

**FUNKADELIC- Promentalshitbackwashpsychosis Enema Squad ( The Doo Doo Chasers )**

Dímelo con luces de neón

NO creo que pueda volver a soportar esa sensación de nuevo. Al menos no hasta que sea capaz de sobreponerme a la borrachera mental que me provoca. No quiero estar a tres centímetros de tu boca para llegar a mi casa conducida por alguien desconocido que me pregunta hacia dónde. Pues no sé hacia donde... Yo también estoy perdida, como Bill.

Sed

Pinto pinto, gorgorito, donde vas tú tan bonito, una mera, pajarera.. Pim.. POM... FUERA:

Tú. Esta noche , conmigo.
Deja tus cosas en la mesita, apártate el cuello de la camisa. Sí, abre ese botón.

Pues no, no te voy a engañar, sí que duele, y mucho, pero tranquilo... se te pasa enseguida.

¿quieres dejar una nota o algo?

No, la canción no se mueve de ahí. Me gusta, y va a ser la última que escuches, así que disfruta del viaje niño.

Fechas de concierto

El próximo concierto se organiza en mi ducha . Acabo de comprobar que es la sala con mejor acústica que conozco.

voces

creo firmemente que algunas canciones me incitan a hacer cosas

va a ser que no

No. Negativo. Ni lo sueñes. Me da igual. No me importa en absoluto. Date todos los cabezazos que quieras.

No me importan sus colores, por mí como si son negros o verdes. Me resbala. Me importa una mierda.

NO me da envidia de ningún tipo. Sólo ha tenido un poco más de suerte.

Al fin y al cabo, sabes que soy mucho más valiente.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

soy música

He trazado una línea desde mis letras hasta tus cuerdas. Retozando entre cosas sin rit y enfunkyándome hasta el orgasmo musical.

Tam tam tam, tadam dam dam. Esa no la pienso escribir con mi teclado, me la voy a pintar en el cuello con pintura de ojos negra sin punta.

Me dibujaré cuatro o seis cuerdas desde la barbilla hasta el ombligo y extenderé los brazos para sonar. Sonaré, estoy segura, porque hoy me he afinado y el viento tiene bastante fuerza esta noche.

ser instrumento.

estar afinado.

música.

Quiero ser música esta noche. Y mañana.. y pasado mañana...

Sigue siendo más de lo mismo, cuando no estoy afinada silban y trasteo.

cuatro por cuatro

Ha abierto los ojos A LA VEZ y su mirada se ha clavado automáticamente en el espejo del techo. Unos cuantos segundos impares y una boca firme, inexpresiva y totalmente fría. Ha alargado el brazo derecho hasta dar con el botón exacto y ha pulsado play.
Golpes secos de batería. Bajo. Sinte. Más batería, bajo y sintes. Gua gua. Violines. VOZ. VOZ. VOZ.

La expresión de su cara ha comenzado a cambiar, mirada fija aún en sus propios ojos pero sonrisa premonitoria en fase de acople.
"Main Vein" Una canción perfecta para despertarse esa mañana.
Planes de hacer algo grande con un pañuelo en la cabeza y unas grandes gafas negras. Sale de casa caminando al ritmo de la música y sus tobillos se elevan lentamente, marcando el paso firme sobre un suelo que no existe.

Falda por debajo de la rodilla zapato de tacón y una recta y acechante línea negra marcando la parte de atrás de sus medias. La misma línea que utilizará para ahogar tu respiración como te pases un pelo.
Lleno de gente pero, como de costumbre, le importa una puta mierda.

Clyde, esta va por ti y por los coches de los cincuenta.

Gilipollas, ponlo todo en la bolsa y sigue mirándome las piernas.

spinning

There, looking at those frozen eyes I could feel all that spoiled and dead energy inside that cold body.

If I could only touch it... I think I could even get that lost mind inside me... those dead ideas to live again... that breath out of the gelid life of it, already swallowed by now, into those deep dark eyes...

There was only me and that, only me and the thing I was facing..whatever it was... whatever feelings it had on me... whatever feelings I had on it... but there ... only the two of us together, facing the fears, facing the doubts...all alone... all dead... all alive... in a state of mind that would be undescriptible to all prophans of normal mind... to all normal people who would get one of those stickers on our foreheads... weird... uncomprehensible... doubtful... dead...

Dead but with more power and life inside than I could have ever felt before... more warmth and tenderness in what used to be ideas floating still in the air... my memories... the things we shared... and all I wanted to do was just hug it... feel that last breath crawling against my face... that dark now wind that once used to keep me alive... that used to make me be able to reach and touch.... to feel... to live... to think...
all the doubts now would only lead to one thing... to the eternal circle of loneliness, perhaps leading to a wider sense of humanity... of a wider choice of ways to follow...if I ever did follow any of them...

Would this be different...? Would it be a new way...? a new life... what.. and what if.. and what if then... and ...

All those questions I could see just staring at those frozen black eyes... those two little black things that were sharp as the edge of my confussion... sharp as the night... sharp as that bleeding kiss I had dreamt the night before... and the day before... and the year before...

Nothing was left to say... nothing was left to think, for what I had now was only the memories of it all.
The chasing thought of what could and couldn't have been done... the lost chances and the not taken ones.. the risks I didn't take and the ones i did..

All that in front of me.. all that beside me..around... behind.... twisting in a circle like a spiral wind that was covering all my body... all that body.. all that spirit...

Taking a deep breath and sighing for what I used to be.. facing with firm look what I was just about to discover... a new life... or a new death... a new state of changing ... the non-breakable circle that once started spinning and never ended... for what I had right in front of my astonished eyes .... was my dead body.

ocho canciones para ti

Thom tiene un pulmón de acero, muchos dicen que es raro. Nah, yo no creo que sea raro. A mí me gusta mirar hacia arriba y ver los tejados de las casas cuando me llevan en bus, por eso no juzgo a alguien que vive en jardines de falsos árboles de plástico, o que huye de la policía del karma. eso son cosas suyas, mientras a mí me siga acompañando cuando yo quiero, me vale.

Chris es diferente. Tiene unas gafas mágicas, lo ve todo amarillo. Las estrellas, los ríos, la piel... A mi amiga no le hace mucha gracia, dice que no puede ser bueno que un chico quiera desangrarse vivo por nadie. A mí, sin embargo, me parece algo bonito, como tirarse en paracaídas.

Estoy enamorada de una máquina estricta. Me da igual. A mí me gusta. Sobre todo cuando me deja desconectarle y hacer lo que yo quiero. Sólo puede mover sus ojos pero sabe que me saldré con la mía de todos modos. Al fin y al cabo, lo haga por las buenas o lo consiga por las malas, ambos salimos ganando.

No es que cambie de forma, es que muto. Me desangulo y consigo flexionarme hasta entrar por su cabecita. Es un cabezota. Pero no importa, lo he diseñado así.

Como una descarga. Lo que más me gusta es cuando se sienta a improvisar. Me enclavija y tengo que cuidarme de no morderme los labios hasta sangrar cuando me siento enchufada a la corriente. Cada riff que hace sobre mi me hace gritar, pero eso es lo que persigue. Dice que soy música. Dice que soy una explosión. Dice que estoy bien, incluso cuando me convulsiono dando palmas . We love soul, we love music.

Repto desnuda clavando las uñas en el suelo como una salamandra, lamiendo cada milímetro de paladar que encuentro a mi paso. Mi cuello se mueve al ritmo de pequeños espasmos que generan chispas. En décimas de segundo mis ojos rasgados han intimidado toda la estancia. Nada se mueve sin que yo lo tenga en mi ángulo de visión. Envenenaría, pero soy demasiado vaga.

Que tengas un buen día. Que tengas un buen día. Que tengas un buen día. Nunca me han gustado las calles de San Francisco. Los taxistas de esa ciudad están amargados y dan demasiada conversación. Prefiero sentarme a tomar algo fresquito en el porche.

Tengo que sujetarte la cara para que me mires de vez en cuando. No estás loco, cálmate. Eres igual de culpable que yo, deberías relajarte un poquito, te aflojaré la correa. Me dan ganas de acelerar cuando te miro. Quemar carretera. Has competido en mis mejores fechas.

ya lo dijo aquél... la vida es una clave mayor y menor al mismo tiempo, es sólo cuestión de abrir el acorde.

STEREOPHONICS "Rainbows and Pots of Gold"

Qué rara es esa chica. Se ha sentado en el autobus , enchufada a esos cascos y apoyando su cabeza contra el cristal, dándose golpes contra él cada vez que la carretera eructaba.
Ha cerrado los ojos después de algunos minutos y ha metido la mano en su bolso. Creo que he notado cómo tragaba saliva y fruncía el ceño como si le doliese algo en aquél mismo momento.

Llevaba tres paradas con la vista perdida en algún punto del cristal, probablemente viendo caer las gotas, siguiendo alguna con un tímido dedo. Se ha encogido. Le tiemblan los labios, los mueve muy despacio, parece que habla sola.
Qué curioso, lleva así casi cinco minutos.

No me esperaba que sonara esto en este preciso momento, me estaba quedando dormida en este autobus, pero ese bache me ha hecho despertar. No me apetece trabajar hoy pero creo que no me va a qued *MIERDA LA CANCIÓN* ar otro remedio.

Dios... debería haber borrado este tema hace tiempo. demasiados recuerdos. Joder..parece que fue ayer. Voy a subir el volumen. Si me hace daño que me haga sangrar de una puta vez, es una pérdida de tiempo morir a ratos. Se me ha secado la boca al llegar a esa estrofa. Mierda. Esto duele.
Cada palabra es un flash de algo sucedido allí.

Qué cojones estará mirando ése. Cuatro minutos y once segundos de recuerdos agridulces.
Me bajo aquí.

Escucharé de nuevo todo al pasar por la alameda. Ese rato es mío. Al banco, al de las olas, a congelarme acordándome de todo, venga. Menos mal que no he oído lo que me preguntaba el tío ese del autobus cuando me he bajado, si me llega a romper el momento que estaba sintiendo, no habría podido contenerme.

No tengo por qué dejar a nadie entrar en mi mundo. He decidido no conocer a nadie más lo que me resta de... de...

He decidido no conocer a nadie más.

miau

No podía dejar de sonreir ni siquiera cuando me entraban esos calores en las mejillas mirando hacia abajo.
Cientoveintitres guiños rapidísimos son lo que he tardado en abrir los ojos,retorciéndome y maullando mientras estiraba mis piernas haciendo el pino puente.
Ha sido bonito poder sentir como cada músculo de mi cuerpo se tensionaba hasta no poder más y desplomarme lanzando un gemido.

No hay nada más relajante que despertarme con ese sonido. No me cansaré nunca de escuchar esos acordes. Siempre te hace reir que me despierte con la misma canción de fondo, pero no puedo evitarlo. No quiero evitarlo. Retrasa la mutación, y decidí que intentaría controlarlo hace tiempo. Amanecer con los vellos de punta y sudando , mirando las uñas llenas de sangre y con el corazón casi en la boca era demasiada tensión. Ahora estoy mejor. Ahora funciona todo.

Anoche... pffff... si no llega a ser por la entrada de esta mañana.. no recordaría que anoche sucedió.
Qué verguenza no?

La próxima vez que vaya al cine cruzaré los dedos para que se vaya el sonido de nuevo.

... creo que como no deje de sonar esta canción no podré parar de sonreir sonrojándome y el día será un desastre de felicidad infantil, vueltas a mechones de pelo y mirada en babia hasta que alguien me diga "ei, ei!"

"erh...m..mm.. estoy bien, estoy bien..." *sonrisa*

Te voy a comer

Me lo como todo. Lamo los coches, me como las torrecitas de control de los aeropuertos, juego a no pisar humanitos baldosa sí baldosa no, me río de las alturas y escupo lo que me dé la gana. Porque soy libre, porque esta música me pone como una moto y me gusta la velocidad.

No necesito más drogas que mis ojos con mirada lasciva en un espejo pensando en lo que va a ser de tí, de cualquiera si te pones por delante.

Eso es mi velocidad. Mi fuerza. Soy ráaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaapida. Más de lo que te imaginas, me muevo haciendo "blurs" supersónicos, cuando me sientes en tu espalda ya estás envuelto por el sonido de mis carcajadas vampíricas y juguetonas y su onda expansiva te hace cosquillas en la espina. Me gusta morderte en la espalda hasta que haces ese gesto ... *MMMMMmssssssshhhhhhh* Qué maravilla.

Puedo atarte simplemente señalando las cuerdas con la barbilla.

Bajo la cabeza y mis ojos sonríen hacia arriba. Eres consciente de que puedo hacer lo que quiera sin decirlo?
Sí, quizás tengas razón, soy una cabrona.

Pero te encanta.

automimos

Tengo:
Dos yogures de chocolate, un batido de fresa, una botellita de agua que relleno cuando se me termina porque me gusta beber de la misma hasta que el olor de mi cacao me da asquito y la cambio por otra.
Una caja de chicles de colores, dos peces de plástico que hacen *güik* *güik*, un instrumento que se corre solo cuando le pongo las manos encima, una persiana trabada que no baja ni sube más de la mitad, una tela naranja para que no se vea mi silueta al desnudarme, un envoltorio de algo que nunca debí comprar, una pared llena de música, tres cámaras desechables sin revelar, una bolsa de tildes que nunca pongo y un brazalete sin estrenar.

Quiero:
Que no me llames, que me llames, que no me hagan sonreir los desconocidos, que mi botellita se rellene sola, que me cuenten cuentos por las noches y me besen muy despacio, que no me pique la nariz cuando estoy en mitad de una bronca y no tener que oir "qué mona estás cuando haces eso", que alguien me explique cómo cuidar ese mini cactus, que no se me escape la lengua entre los dientes al reir porque estoy cansada de los frases idiotas que me dicen cuando lo ven y que no se mueva tanto esto.

Y estoy mala. Y toso. Y hago "au, au , au"

Y yo necesito muchas cosas cuando estoy mala.

Y hoy no tengo nadie que me las dé, así que tengo todo el derecho del mundo a comportarme como una niña caprichosa y escribir esto con los morros fruncidos y el ceño indeciso. Y si quiero llorar, hoy lloro.

... y hoy no tengo caramelos cerca...

P.D. Los cantautores de mensaje solidarizante y las anónimas gilipolleces pseudoprogres me hacen vomitar de la risa.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Huele a sal

Casi pongo el pie descalzo encima, sin darme cuenta. Ha mirado hacia arriba y me he sobresaltado ligeramente. He pisado la tela de dormir y en un abrir y cerrar de ojos me he quedado desnuda frente al espejo. Y esos dos ojos me han mirado desde abajo, con mezcla de sonrojo, pánico e indecisión.

Medio flotando, caminando lentamente y pudiendo sentir toda la hierba entre mis dedos me he sentado en las escaleras. Qué frío hace esta noche, necesitaré dos telas de dormir. No. Tres telas de dormir y una idea. Eso me mantendrá caliente.

Sentada con las rodillas pegadas y moviendo los dedos de los pies he visto que la madera necesita una nueva capa de pintura.
Ha vuelto a pasar ante mí, esta vez conocedor de su suerte, contoneando su cuerpo en andares milimétricos, y me ha hecho sonreir de un modo cómplice tut tut tut, mi cara a los lados.

Una gota. Creo que va a empezar a llover otra vez. Aguantaré un poquito más escuchando los *blob* *blob* *blob* de los peces al subir a respirar. Que respiran por la boca, que lo sé yo.

Hoy no me muevo mucho. MIRA!! MIRA!! Hasta el vaso con asa está manteniendo el tipo. Mmmm.. Qué bien huele este té.

Hace frío. Vuelvo abajo.

Me encanta vivir en un barco.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres